CASAPOLI es una institución cultural privada, sin fines de lucro, gestada por dos parejas de artistas: Mauricio Pezo y Sofía von Ellrichshausen junto a Eduardo Meissner y Rosmarie Prim. El proyecto se funda el año 2005 con una obra de arquitectura junto al mar. “Poli”, en su etimología griega, no sólo hace referencia al rol político de una obra pública sino que también designa una categoría esencial de pluralidad y multiplicidad.

Este sentido abierto, diverso y expansible, tal como la ciudad contemporánea, es uno de los principios que guían las diversas funciones de la casa; es a la vez un lugar de retiro e introspección individual en un paisaje natural extremo y un espacio para reuniones, exposiciones, talleres para la investigación y elaboración colectiva de proyectos culturales.

Mediante un programa regular de Residencias, la institución busca estimular la producción experimental de las Artes Visuales de la región del Bío-Bío y el intercambio de experiencias entre artistas locales tanto con la comunidad en general como con los circuitos especializados nacionales e internacionales.

Enfrentando el Océano Pacífico hacia el poniente, CASAPOLI cuenta con un edificio propio ubicado en la Península de Coliumo, comuna de Tomé, 40 km al norte de Concepción y 550 km al sur de Santiago de Chile.

La situación singular de un sitio rodeado de acantilados de granito y mar por tres lados ha determinado el carácter extremo y radical de la arquitectura de la Casa Poli. El contexto inmediato es el de un territorio aislado apenas poblado por campesinos, pescadores artesanales y un tímido aunque creciente turismo estival.

Dada su condición de doble periferia (a escala nacional y regional), CASAPOLI tiene la libertad de operar con la máxima autonomía y recuperando problemas fundamentales de la relación entre arte, naturaleza y sociedad.

Casa Poli es un edificio de 180m2 construido artesanalmente con hormigón armado sobre un sitio de 1 hectárea. La obra ha sido proyectada por Pezo von Ellrichshausen, estudio de arte y arquitectura con sede en Concepción, Chile.

La casa ha recibido importantes reconocimientos internacionales, entre otros; AR Awards for Emerging Architecture (Londres, 2005), el Premio Calidad Arquitectónica de la XV Bienal de Arquitectura (Santiago, 2006), Premio Mejor Obra de la V Bienal Iberoamericana de Arquitectura (Montevideo, 2006), el MCHAP Emerge Award otorgado por el IIT (Chicago, 2014) y el premio Patrimonio del Futuro entregado por la Asociación de Casas Históricas de Chile (Santiago, 2018).

Casa Poli ha sido ampliamente publicada en libros tales como el Phaidon Atlas of the 21st Century (Phaidon, Londres, 2008), Architecture Now (Taschen, Colonia, 2007) y en importantes revistas, entre ellas 2G (Barcelona), Arquitectura Viva (Madrid), Architectural Record (Nueva York), MARK (Amsterdam), A+U (Tokio) y Domus (Milán).

Según Pezo von Ellrichshausen: “El programa oscila entre una casa de vacaciones y un centro cultural. Esto establecía una vocación contradictoria: el interior debía mediar entre una dimensión muy pública y otra más íntima e informal. Es decir, debía ser medio monumental y medio doméstico, sin que una calidad le pesara a la otra.”

Descargar texto completo

Luego de una estadía en la casa, el reconocido teórico de arquitectura Juhani Pallasmaa escribió: “Este edificio cúbico de hormigón, con sus muros que contienen todos los servicios —desde la escalera y los baños hasta las instalaciones de la cocina y los espacios de almacenaje—, apenas me dejó dormir en toda la noche. Sentía que ocupaba un instrumento metafísico, un objeto de mediación que activaba y reorganizaba mi relación con el mundo. La casa hacía que el mundo fuera al mismo tiempo familiar y misterioso, íntimo y sublime”. (Monografía 2G Nº 61, Barcelona, 2012, p.6)

Dibujos de Casa Poli